ATAVÍOS DEL ESPÍRITU,VÉRTIGO DE PRESENCIAS

 Por Enrique Viloria Vera

Eres el sueño de aquél

en quien siempre florecen las palabras

Carmen Cristina Wolf

Estos poemas sirven para que Carmen Cristina Wolf exprese una emoción plural, un habla madura, unas letras afectivas que sirven para llenar de buena poesía su espíritu de mujer sensible y de colega solidaria.

En estos Atavíos la poeta desanda recuerdos, revive momentos y circunstancias, reconstruye los lugares fundamentalesla casa familiar, el jardín de las mil palmeras que acendraron su madurez de mujer comprometida con su tiempo y con su prójimo, confiesa Carmen Cristina que desde temprano se acostumbro avivir / con un pie en su morada / y otro en el infinito.

Esta existenciaun aquí cercano y un allá lontanole permite a la escritora entender lo ya preludiado y presentido desde muy temprano, que:había un itinerario / en el centro del alma, era fácil sentirlo / casi imposible hallarlo persiguiendo las sombras. Y de las negruras se apartó pronto la poeta para construir un mundo luminoso a la medida de sus esperanzas y expectativas acuñadas en su infancia para preservar ya madura el añoradoespacio de los pies desnudos / con cientos de caminos y tréboles irreverentes.

No podía faltar en sus versos, el otro, el tercero, el ajeno del que la emoción de la escritora se apropia con afanes libertarios, la otredad se hace presente en forma de amante y de amigos. Al amante, lujuriosa, incontinente, lúbrica, le confiesa que esmejor un instante de atrevido sonrojo / a mil versos de sensata palidez.

A los amigos, a esos que son con ella, imprescindibles siempre al momento tanto de los logros como de las flaquezas, la poeta, generosa también en versos, les declara:Amigo, amiga mía, / compartimos con gracia / algún secreto de mermelada caliente // Ríen de las tonterías que les cuento / y leen mis pequeños poemas // Pasos unidos en un manto de hojarasca / Abrazos que no deberían terminar nunca / Palabras que devuelven el coraje ante la muerte // Amigo, amiga, / refugio exacto para conjurar la desolación.

No se le escapa a la sensible poeta el entorno político de la última década bolivariana, la espeluznante posibilidad de un destino monocrómico, monótono y monocorde. Contra el pensamiento único y el color dominante se rebela la artista, y desafiante expresa queestos versos no son para la siembraen vista de queun déspota no sabe el valor del silencio / el derecho a ser frágil / ni admite cercanía entre el clavel y el nardo, porque de lo que si sabe y quiere y pregona e insensatamente promueve el autócrata es:Clonar gente con similar ropaje / que siempre doble el cuello y diga ¡sí!.

Otra vez las manos, sus manos, llevan un registro de lo que ha sido, de lo que es y lo que será. En anterior oportunidad nos referimos a esos poemas en que la poetaa través de sus manos retrata las disímiles realidades de su feraz existencia. Una y otra vez vuelve por los fueros y le habla a sus polisémicas manos: interrogadoras, viajeras, acariciadoras, obreras, dibujantes, amorosas, hilanderas, prestas siempre a tomar el libro cómplice para contarle a los infantes ingenuos y solícitos que entre las palabras y su eterno ciclo aún habitan duendes traviesos y hadas buenas.

Pero hay más, mucho más y bueno en estos atavíos donde la poeta reviste su alma de espirituales e íntimos versos al alcance de la curiosidad de todos nosotros, leámoslos en lo que dicen y en lo que no, exploremos sus entrelineas, atendiendo, sin embargo, a la expresa advertencia de Carmen Cristina:

No es tiempo aún de abrazar el árbol del comienzo

EnriqueViloriaVera

Caracas, Enero de 2012

Anuncios

Acerca de Carmen Cristina Wolf

Carmen Cristina Wolf es poeta, ensayista y editora nacida en Caracas, Venezuela. Directora del Círculo de Escritores de Venezuela Colaboradora de Verbigracia, del diario El Nacional Estudios de Teoría de la Argumentación y Nueva Retórica. Obra publicada: En poesía: Canto al Hombre, Cármina editores 1997 tres ediciones; Canto al Amor Divino, Cármina Editores 1998, 2 ediciones); Escribe un poema para mí, (Ed. Círculo de Escritores de Venezuela 2001); Fragmentos de Isla (Ed. Poiesis 1988), Prisión Abierta,(Ed. Al Tanto 2002, Colección Las iniciales del tiempo; Atavíos, Editorial El Pez Soluble 2007; Huésped del Amanecer, poemas, editado por la Universidad Nacional Abierta 2008. La llama incesante, Aforismos (Ed. Diosa Blanca 2007). 4a Edición La llama incesante, Centro de Estudios Ibéricos y Americanos de Salamanca, 2010. Vida y escritura, libro publicado en Amazon 2014. Poesía Femenina y violencia, ponencia publicada en Antología 8º Encuentro Internacional de Escritoras 2008; Acontecer fecundo: Luz Machado, publicado por la Asociación de Escritores de Mérida 2008; Retorno a la Vida, Cármina Editores 2006. Rafael Cadenas, ese entrañable desconocido, Monografías.com. Poema publicado en Antología El paisaje prometido, Salamanca 2010. Travesías del alma. 12 escritoras con Teresa de Ávila, Madrid, 2015 Antología NO RESIGNACIÓN, Ayuntamiento de Salamanca 2016 Libros inéditos: La casa que me habita, poemario 2016 inédito Vida y escritura, 2a edición revisada por publicar Es Premio de Poesía Vicente Gerbasi otorgado por el Círculo de Escritores de Venezuela. Obtuvo el Premio al Concurso de Cuentos 2005 de la Librería Mediática. Su obra aparece en Antología de Poetas Venezolanos de José Antonio Escalona, Universidad de Los Andes 2002 ; Quiénes escriben en Venezuela (Conac 2004); El Hilo de la Voz 2004; Antología del Círculo de Escritores de Venezuela 2005; Biblioteca de Venezuela Analítica; Mujeres Venezolanas ante la Crítica de la Asociación de Escritores de Mérida 2008; Antología de Versos de Poetisas Venezolanas Editorial Diosa Blanca 2006; Red Mundial de Escritores. www.Letralia.com. Prometeo Digital; Wikipedia; . Escribe en revistas y diarios; Corresponsal de la revista PublicARTE, articulista de Analítica.com y de Literanova.eduardocasanova.com. Una muestra de su poesía aparece recogida en el libro La Mujer Rota (Primer Foro Internacional de Poesía); Prometeo Digital; Literalia Editores México 2008; y en las Revistas Circunvalación del Sur, Conciencia Activa 21, Ateneo de Los Teques y otras. Sobre su obra han escrito: Alfredo Pérez Alencart, Helena Sassone, Miguel García Mackle, Edgar Vidaurre, Lidia Salas, Alejo Urdaneta, Eduardo Casanova, María Isabel Novillo, Magaly Salazar Sanabria, Alberto Hernández, Lidia Salas, Pedro Pablo Paredes, Lubio Cardozo, Edgar Vidaurre
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s