Carmen Cristina Wolf y su Canto al Amor Divino

Libro Canto al Amor Divino Wolf

CANTO AL AMOR DIVINO. Editorial Cármina. Caracas, 1998

Por Elmer Szabó

Entre las sorpresas que la actual poesía venezolana nos ha deparado, una de las menos desdeñables parece ser el reencuentro -talvez pudiera hablarse de redescubrimiento- de la poesía mística. Esta búsqueda de la revelación espiritual a través de la palabra no tuvo, en esta tierra de gracia, representantes dignos de memoria durante los siglos anteriores; por el contrario, en este que termina, hemos asistido al surgimiento de voces de primer orden que no han rehuido el misticismo poético: Paz Castillo, Arreaza Calatrava, Juan Beroes, Jean Aristiguieta, . Se trata de voces espaciadas a lo largo de la centuria, cada una con su propia y muy personal identidad. No existe un período místico, con unidad de fechas, temas, enguaje, sino grandes voces que trataron lo místico de manera acertada y, algunas veces, hasta magistral.

En la actualidad, a la par de Pérez Só, de Antonio Trunillo, de Rojas Guardia, la poes;ia de Carmen Cristina Wolf, voz también nueva, se inscribe en la línea aquí comentada. El descubrimiento que, (lejos de clminar la búsqueda, simplemente la preludia) ocurre en la infancia:Fue una gran noticia / saber que existías. Ocurre una identificación inicial de la poeta con el objeto de su adoración y búsqueda: Jamás sentí que fueras / distinto a mí / tal vez algo más fuerte … el único de mi tamaño eras tú.

Es un descubrimiento personal, en extremo gozoso, vertido en una poética de cálida transparencia, deudora de Francisco de Asís, de Tagore, de Juana Inés de la Cruz. Mantiene sus distancias con la sombría serenidad de un Juan de la Cruz, pero, al igual que este, Wolf ama por el amor de amar, construyendo sobre el espacio interior el misticismo visto como una alegría, una estructura de espajos en la cual amante, amado y acto de amor son, cada uno, efecto a la parque causa de los otros, sustancias y reflejos mutuos. Las trs caras de una misma moneda carente de caras.

No es difícil advertir que esta trinidadde una sola sustancia podría reconducir a algunos postulados básicos de la teología cristiana. Pero, insisto: el interés de estos textos no deriva de sus eventuales (y tal vez complejos) trasfondos filosóficos. Canto al Amor Divino, mucho más que descripción o racionalización ontológica de la divinidad que desvirtuarían el carácter esencial de la poesía, de aprehender antes que demostrar, es una conversación directa, espontánea, con el objeto del amor. Y ello genera una limpidez, una frecura sorprendentes, sin que, y esto es de primordial importancia, la calidad literaria del texto sufra desmedro alguno.

La transparencia es la virtud fundamental del libro de Carmen Cristina Wolf. El verbo es de notable tersura. A esto se añade la capacidad. Muy poco frecuente, que posee la autora de afrontar la experiencia mística , no en función de éxtasis o arrebatos sino en función de la ternura, una ternura de cachorro plena estas páginasy retorna al tema fundamental del misticismo como alegría incondicional.

Gace algún tiempo, Gillermo Sucre contrapuso máscara y transparencia. Numerosos poetas han optado por la máscara, el disfraz escritural. Carmen Cristina Wolf se inscribe en el grupo, harto más reducido, de los poetas de la transparencia; y en verdad, lo hace de manera ejemplar. Acaso no sea vano recordar que en los últimos tiempos una buena parte de nuestros mejores poetas han optado por la transparencia con excelentes resultados.

No me cabe la menor duda: estamos ante una poesía de gran seriedad, rigor creativo y excelente factura. Na es fácil pedirle más cualidades a una buen poeta.*

Elmer Szabó. *Texto Publicado en la Revista Nacional de Cultura, No. 318, Año 2000, páginas 247-248

Elmer Szabó. Nació en Budapest, 1940. Falleció en Caracas en agosto del 2001. A él fue dedicado el Papel Literario de El Nacional, del 21 de septiembre de 2001.”En sus textos se escondían claves recónditas que llevaba tiempo iluminar”… (Rafael Arráiz Lucca). “Escritor, abogado, criminólogo y caminante solitario” (Sergio Dahbar). “Porque él, a flor de piel y en el fondo, seguía celebrando la vida.. (Gustavo Pereira). 

Libro Canto al Amor Divino Wolf

 

Anuncios

Acerca de Carmen Cristina Wolf

Carmen Cristina Wolf es poeta, ensayista y editora nacida en Caracas, Venezuela. Directora del Círculo de Escritores de Venezuela Colaboradora de Verbigracia, del diario El Nacional Estudios de Teoría de la Argumentación y Nueva Retórica. Obra publicada: En poesía: Canto al Hombre, Cármina editores 1997 tres ediciones; Canto al Amor Divino, Cármina Editores 1998, 2 ediciones); Escribe un poema para mí, (Ed. Círculo de Escritores de Venezuela 2001); Fragmentos de Isla (Ed. Poiesis 1988), Prisión Abierta,(Ed. Al Tanto 2002, Colección Las iniciales del tiempo; Atavíos, Editorial El Pez Soluble 2007; Huésped del Amanecer, poemas, editado por la Universidad Nacional Abierta 2008. La llama incesante, Aforismos (Ed. Diosa Blanca 2007). 4a Edición La llama incesante, Centro de Estudios Ibéricos y Americanos de Salamanca, 2010. Vida y escritura, libro publicado en Amazon 2014. Poesía Femenina y violencia, ponencia publicada en Antología 8º Encuentro Internacional de Escritoras 2008; Acontecer fecundo: Luz Machado, publicado por la Asociación de Escritores de Mérida 2008; Retorno a la Vida, Cármina Editores 2006. Rafael Cadenas, ese entrañable desconocido, Monografías.com. Poema publicado en Antología El paisaje prometido, Salamanca 2010. Travesías del alma. 12 escritoras con Teresa de Ávila, Madrid, 2015 Antología NO RESIGNACIÓN, Ayuntamiento de Salamanca 2016 Libros inéditos: La casa que me habita, poemario 2016 inédito Vida y escritura, 2a edición revisada por publicar Es Premio de Poesía Vicente Gerbasi otorgado por el Círculo de Escritores de Venezuela. Obtuvo el Premio al Concurso de Cuentos 2005 de la Librería Mediática. Su obra aparece en Antología de Poetas Venezolanos de José Antonio Escalona, Universidad de Los Andes 2002 ; Quiénes escriben en Venezuela (Conac 2004); El Hilo de la Voz 2004; Antología del Círculo de Escritores de Venezuela 2005; Biblioteca de Venezuela Analítica; Mujeres Venezolanas ante la Crítica de la Asociación de Escritores de Mérida 2008; Antología de Versos de Poetisas Venezolanas Editorial Diosa Blanca 2006; Red Mundial de Escritores. www.Letralia.com. Prometeo Digital; Wikipedia; . Escribe en revistas y diarios; Corresponsal de la revista PublicARTE, articulista de Analítica.com y de Literanova.eduardocasanova.com. Una muestra de su poesía aparece recogida en el libro La Mujer Rota (Primer Foro Internacional de Poesía); Prometeo Digital; Literalia Editores México 2008; y en las Revistas Circunvalación del Sur, Conciencia Activa 21, Ateneo de Los Teques y otras. Sobre su obra han escrito: Alfredo Pérez Alencart, Helena Sassone, Miguel García Mackle, Edgar Vidaurre, Lidia Salas, Alejo Urdaneta, Eduardo Casanova, María Isabel Novillo, Magaly Salazar Sanabria, Alberto Hernández, Lidia Salas, Pedro Pablo Paredes, Lubio Cardozo, Edgar Vidaurre
Esta entrada fue publicada en Ensayo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s